Telerehabilitación superó ya las 600 atenciones

Desde el 23 de marzo al 17 de abril, el Centro de Rehabilitación Oncológico, CROFNH, a través de la terapia a distancia, ha atendido a 50 niños distintos, otorgando 643 sesiones de telerehabilitación, en la cuales han participando todas las especialidades pediátricas: fisiatría, fonoaudiología, kinesiología, terapia ocupacional, neuropsicología, educación diferencial, odontopediatría y nutrición.

La crisis sanitaria actual de coronavirus, no sólo es un desafío complejo tanto para los niños con cáncer como para nuestra Fundación, sino también puede ser vista como una tremenda oportunidad para desarrollar otras áreas que pueden rendir frutos insospechados en rehabilitación integral. Así lo cree Vera Celedón, Directora Técnica del Centro de Rehabilitación Oncológico, CROFNH: “Nuestros pacientes no pueden esperar a que pase esta crisis sanitaria para retomar sus terapias, debido a que nos arriesgamos a perder todo lo que se ha avanzado con ellos durante meses e incluso años, por eso ya iniciamos un proceso de telerehabilitación con los medios que teníamos, y esperamos pronto consolidar este modelo de atención y llegar a más pacientes”.

Ante esta nueva realidad, Fundación Nuestros Hijos con el apoyo de la CPC (Corporación de la Producción y el Comercio) en el marco del Plan de Emergencia de Salud por COVID-19 está implementando dos proyectos uno de telerehabilitación y otro de transporte seguro. El primero comenzó el 23 de marzo como una marcha blanca. “Si bien no estaba contemplado partir con un proceso telerehabilitación tan pronto, la pandemia nos hizo adelantarlo para no abandonar los tratamientos de nuestros niños, niñas y adolescentes que han quedado con alguna secuela por el cáncer. Hemos tenido mejores resultados que los esperados y una muy buena recepción de los padres de nuestros pacientes”, señaló Vera.

 

643 sesiones de telerehabilitación

 

Desde el 23 de marzo al 17 de abril, el Centro de Rehabilitación Oncológico, CROFNH, a través de la terapia a distancia, ha atendido a 50 niños distintos, otorgando 643 sesiones de telerehabilitación, en la cuales han participando todas las especialidades pediátricas: fisiatría, fonoaudiología, kinesiología, terapia ocupacional, neuropsicología, educación diferencial, odontopediatría y nutrición.

La directora técnica del CROFNH explicó que cada terapeuta establece una conexión directa con su paciente durante 45 minutos a través de la pantalla, empleando distintas estrategias creativas para mantenerlo atento y activo.

“La primera semana se enfocó en la contención de los pacientes y sus familias para indagar acerca de cómo estaban y cuáles eran sus necesidades. Percibimos mucha ansiedad y angustia. Desde la segunda semana empezamos a abordar los objetivos terapéuticos de cada paciente, y se les han enviado indicaciones y guías para que sigan trabajando cuando no estamos conectados con ellos”, añade esta profesional de FNH.

 

Telerehabilitación Internacional y proyecciones post pandemia

 

“Nuestra intención–explica Vera- es continuar con el uso de esta herramienta digital incluso cuando retomemos nuestras atenciones presenciales. Hemos rescatado a pacientes de regiones que no podían asistir a sus sesiones, e incluso desde esta semana estamos haciendo telerehabilitación con un paciente de Bolivia (Diego Cardona). Creemos que si contamos con los recursos podríamos ampliar esto a toda Latinoamérica, estamos dispuestos a entregar este apoyo e integrar a muchos más pacientes que lo necesitan” expresa esta profesional.

Hasta ahora, los principales problemas que ha tenido la telerehabilitación es la conectividad de algunos de nuestros pacientes, ya sea porque no tienen una señal de internet suficiente disponible en casa, o bien, porque carecen de un computador o de un celular con memoria suficiente para descargar la aplicación.

Cristóbal Rodríquez es uno de los tantos niños que ha recibido telerehabilitación. Él está en Casa de Acogida y aunque la señal de internet no es tan regular, su madre Johana Pávez destaca “el esfuerzo de los tíos para que los niños se mantengan trabajando por su rehabilitación y no tengan un retroceso, porque Cristóbal por ejemplo, cuando ha estado hospitalizado dos o tres semanas, le cuesta recuperar lo que había avanzado”.

Cabe recordar que hace algunas semanas nuestra Fundación se adjudicó un proyecto de telerehabilitación a través del Fondo de Emergencia de Salud creado por la Corporación de la Producción y el Comercio, CPC, y eso nos permitirá comprar los equipos necesarios y disponer de una plataforma privada para implementar de mejor manera lo que ya estamos haciendo ahora.

Mira nuestro reportaje audiovisual sobre telerehabilitación y teleeducación.