Conociendo la historia de colaboración de Toyita y un grupo de amigos

La tarea de ayudar a las familias de niños con cáncer requiere de la acción de muchos colaboradores solidarios. Hoy les presentamos a un grupo de amigos que durante un año estuvieron realizando diversas actividades para recaudar fondos, los que permitieron, a una de las familias que apoyamos, solventar los costosos tratamientos médicos de María Victoria Vera, más conocida como la “Toyita”.

La historia comienza en mayo de 2013 cuando “Toyita” tenía 12 años. Entonces, fue diagnosticada con una leucemia linfoblástica aguda y su vida dio un giro inesperado. Vinieron largos tratamientos en el Hospital Roberto del Río, en Santiago, que no dieron los resultados esperados, por lo que “Toyita” tuvo que ser trasplantada de médula ósea en el Hospital Luis Calvo Mackenna (2016). Pero, como suele ocurrir en algunos casos de trasplantados, la “Toyita” tuvo reacciones adversas al injerto que afectaron gravemente su piel y su visión, dejándola postrada temporalmente, secuelas que requieren costos medicamentos que no están incluidos en la canasta de prestaciones con garantía estatal GES , y que su familia tampoco podía financiar.

Construyendo esperanza.

A pesar que la Toyita recibió el apoyo de nuestra Fundación desde el comienzo de su enfermedad, sus necesidades especiales fueron aumentando al punto que se hacían imposibles de solventar. En ese contexto, el año pasado, Mikel Uribe y sus amigos conocieron a traves de redes sociales la labor de nuestra Fundación y se contactaron con nosotros para ofrecernos su apoyo. Enseguida, nuestra asistente social, Claudia Pinto, les presentó el caso de “Toyita” y así, este grupo de jóvenes colaboradores se puso a trabajar para recaudar fondos suficientes que le han permitido a María Victoria “Toyita” y a su madre, abrazar la esperanza de un futuro mejor.

Ha sido un duro caminar para Toyita, con muchas noches en la UCI de por medio, pero en este camino ha conocido a personas de gran corazón que le han tendido una mano. Así, en 2015, Toyita tuvo la alegría de viajar a Disney World con un grupo de nuestros pacientes oncológicos.

Tú también puedes ayudar a dibujar la sonrisa en el rostro de un niño con cáncer. Participa en la Colecta Nacional de Fundación Nuestros Hijos.

Suma tu sonrisa y dona.
www.colectafnh.cl