Treinta años de mágicos momentos que nos proyectan al futuro

En junio pasado conmemoramos nuestro aniversario número 30 como Fundación Nuestros Hijos. Si bien los resultados del trabajo colaborativo de todos estos años les han cambiado la vida a miles de familias, muchas no tuvieron la misma suerte, partiendo por nuestra fundadora y actual presidenta Marcela Zubieta.

 

Con mucha emoción la Dra. Zubieta recordó a su hija en la íntima ceremonia de conmemoración que se vivió vía zoom entre los colaboradores, directores y amigos más cercanos: “ya han pasado 30 años desde la partida de Claudita, mi hija, y el legado que ha dejado ella y otros niños con cáncer es maravilloso porque se traduce en que efectivamente hemos podido ayudar a 17 mil niños desde ese ya lejano 1991”.

 

Y para destacar algunos de los momentos más icónicos de la Historia de nuestra Fundación, Josefina Berliner, Gerente General, presentó un adelanto de un documental que está realizando el equipo de Comunicaciones de la Fundación.

La dra. Marcela Zubieta continúo su discurso haciendo recuerdos de algunos momentos mágicos, “Diosidencias” como ella prefiere decirle a las coincidencias Divinas, como por ejemplo varias veces en que apareció un donante o una empresa o un amigo en el momento justo para poder consolidar algún servicio para los niños, niñas y adolescentes y sus familias como la compra de la Casa de Acogida, la remodelación de la Unidad Oncológica del Hospital Exequiel González Cortés.

Así también surgieron los Colegios Hospitalarios de Fundación Nuestros Hijos con Elizabeth Valenzuela, actual profesora de nuestro Colegio en el Sótero del Río, pero que fue contactada por la Dra. Zubieta cuando la Jefa de la Unidad del Oncología del Hospital de la comuna de Puente Alto le comentó que una de las mamás de los niños era profesora y estaba dando clases de recuperación a los niños de la unidad para que no perdieran su año escolar.

Finalmente, la Dra. Zubieta comentó que “En la actualidad nuestra organización está pujante de profesionales que comparten sus talentos para cumplir el mismo objetivo con el que partimos una serie de voluntarias esa tarde de junio de 1991 en el departamento de Alonso de Córdova.

Un Momento de Distención

La emocionante jornada tuvo también un espacio para relajarse y reír junto a la destacada actriz y comediante Javiera Contador quien durante 45 minutos nos regaló un grato momento de humor en esta celebración.   

Finalmente el micrófono se abrió para  que todos pudiesen señalar algo sobre la fundación, su gran historia y el desafiante camino que aún debe recorrer para seguir ayudando a más niñas, niños y adolescentes con cáncer y sus familias.