Ley SANNA

Escribí esta carta a los medios de comunicación tras la promulgación de la Ley Sanna, conocida popularmente como “Licencia para Cuidar”, sin duda un buen primer paso en otorgarle tranquilidad a los padres de niños con cáncer en el duro proceso que enfrentan, pero aún insuficiente.

 

la_segunda_logo
descarga
descarga-1

 

Señor Director:

En Fundación Nuestros Hijos, trabajando desde hace más de 25 años en el apoyo de los niños con cáncer y su grupo familiar, estimamos que se ha dado mucha difusión, pero poca discusión a la Ley SANNA, recientemente promulgada por el Ejecutivo.

Destacando su beneficio a favor de los niños con cáncer, creemos, sin embargo, que esta ley es sólo un primer paso en el apoyo a los grupos familiares de escasos recursos, ante una enfermedad que es de alto impacto emocional y económico para los niños que padecen esta condición y su familia.

Pese al tremendo apoyo del Estado, el tratamiento y eventual recuperación, de elevada exigencia y costo, se transforman para los padres en una realidad catastrófica, obligándolos, en muchos casos, a dejar el trabajo para acompañar a sus hijos en duros y largos tratamientos, agravando el círculo del empobrecimiento, según datos de el último registro poblacional de cáncer infantil un alto porcentaje de las familias de los niños enfermos de cáncer son Fonasa A o B.

La Ley SANNA, al fijar una licencia parental de 6 meses, resuelve parcialmente este problema. En un porcentaje importante de casos de cáncer infantil, el tratamiento quimioterápico intensivo, con alto riesgo de complicaciones infecciosas, con necesidad de hospitalizacion, requiriendo el apoyo permanente de sus padres, hace que este período dure aproximadamente un año, por lo que la ley se hace insuficiente.

​En​ Chile cada año se diagnostican 500 nuevos casos de cáncer en niños. De ellos, con el adecuado tratamiento, el 74% logra salir adelante y recuperarse. La compañía de las familias es un factor fundamental para la recuperación del niño al enfrentar los dolorosos y largos tratamientos contra el cáncer.

Esperamos que una mayor difusión, discusión y eventual modificación, tanto de la Ley SANNA, como de la realidad misma del cáncer infantil, ayuden y nos ayuden a generar mejores condiciones, tanto para el niño y su recuperación, como para su familia.

Dra. Marcela Zubieta

Presidenta Fundación Nuestros Hijos

0