cancer-en-ninos.jpg

Cuidados Recomendados Durante el Tratamiento

Signos importantes que deben llamar su atención, en un niño en tratamiento por cáncer.

Aparición de fiebre:

La fiebre es una señal de alarma, ya que puede indicar la presencia de una infección. Debe controlarse la temperatura si el niño está decaído, tiene la piel caliente, los ojos enrojecidos, le duele la cabeza o nota la aparición de alguna lesión en el cuerpo.

Nunca debes olvidar que:

- La temperatura debe tomarse en la axila durante 3 minutos, nunca en el ano.

- Si la temperatura es igual o mayor a 38.3°, debe acudir inmediatamente al hospital.

- Si la temperatura es de 38° debe controlarse cada 20 minutos durante las siguientes dos horas, si se mantiene, repite o se eleva, deberá ir al hospital y avisar que es un paciente oncológico para que se le dé prioridad en la atención.

El médico lo estudiará, buscando infección y/o disminución de sus defensas (glóbulos blancos). Generalmente, será hospitalizado para tratarse con antibióticos. Si no se hospitaliza, deberás consultar nuevamente por lo menos cada 24 horas o antes si persiste la fiebre o el paciente se siente más enfermo.

Sangramientos:

Si la nariz o las encías de tu hijo sangran, o aparecen “moretones” en la piel y no encuentras causa para estos signos, debes consultar inmediatamente al hospital, ya que tu hijo(a) puede estar necesitando transfusiones de plaquetas o glóbulos rojos.

Nauseas y vómitos:

Generalmente son causados por la quimioterapia, debes seguir las indicaciones del médico y/o nutricionista (ver consejos en hojas anteriores). Puede requerir medicamentos para combatirlos.

Higiene y Cuidados en el Hogar:

Aseo riguroso de dientes:

- Si las encías están sanas: Lavado de dientes después de cada comida.
- Si presenta caries: Acudir al dentista, previa autorización del médico oncólogo.

- Si aparecen placas blancas y dolorosas en las encías: Consultar al médico. Se debe evitar el cepillado de diente. Hacer enjuagatorios con soluciones desinfectantes, como le explicará el médico o enfermera.

Recuerda: Una boca sana, ayuda a evitar infecciones que pueden ser muy graves en su niño.

Todos los niños deben ser evaluados por un dentista calificado (entrenado en este tipo de pacientes), idealmente antes de iniciar el tratamiento oncológico.

Alimentación:

Todos los alimentos que reciba el niño, deben estar cocidos. Si son alimentos envasados deben ser de marcas conocidas, no estar vencidos, encontrarse con el envoltorio indemne (sin daño) y tener la seguridad de que se conservó adecuadamente.

Tomando estas medidas, evitará la aparición de diarrea y otras infecciones.

Lavado de manos:

Es la medida más importante para evitar infecciones. Es indispensable hacerlo:

• Antes y después de preparar alimentos
• Antes y después de dar medicamentos al niño
• Después de ingresar al baño
• Antes y después de mudar al niño
• Después de recoger la basura
• Toda persona que va a tocar al niño, debe lavarse las manos

Otros cuidados que deben tenerse presente:

• Evite el contacto de su hijo con amigos o familiares que estén resfriados o contagiados con otras enfermedades , en especial, peste cristal, sarampión, rubeola o paperas.

• Durante el baño diario de su hijo aproveche de revisarlo bien, detectando cualquier alteración en su cuerpo.

• Su hijo debe mantener deposiciones normales. Si tiene deposiciones duras, debe avisar a su médico o enfermera para evitar heridas en la región anal.

• Si en su vivienda existen animales domésticos, nunca deben estar dentro de la casa, periódicamente deben estar en control con el veterinario y con sus vacunas al día.

• Su hijo debe usar mascarillas si está resfriado, si transita cerca de lugares en construcción, cuando viaje en transporte público o cuando esté en lugares cerrados con muchas personas, en especial si se encuentra con los glóbulos blancos bajos (neutropenia).

volver